¡Saturno tiene una luna más grande que el planeta Mercurio!

 
Además, es la segunda luna más grande del sistema solar. Al tener ese tamaño, no es sorprendente que su superficie muestre entornos diferentes y variados. Entre las tantas características, están incluidas dunas, montañas, crio volcanes y valles. También tiene docenas de enormes lagos de metano líquido y etano cerca de su polo norte.

¿Cómo sabemos todo esto?

Gracias a la nave espacial Cassini, que, como ya saben, orbitó Saturno durante 13 años e hizo muchos pases cercanos a Titán. Este es un gran hallazgo ya que es el único cuerpo conocido aparte de la Tierra con líquido estable abierto en su superficie.

También se observaron afluentes que se alimentaban de estos lagos, lo que indica que la luna gélida (alrededor de -180 ° C) tiene un ciclo de metano como el ciclo del agua de la Tierra, con metano que se evapora de los lagos, llueve en las tierras altas cercanas y luego regresa a los lagos. ¡Impresionante!
Así es Titán, la gran luna 'terráquea' de Saturno | Ciencia | EL PAÍS
Titán es el mayor de los satélites de Saturno y el segundo del sistema solar tras Ganimedes. Además el único satélite conocido que posee una atmósfera importante.

Un mosaico del polo norte de Titán de las observaciones del infrarrojo cercano de Cassini, ensamblado por Kevin McGill. Crédito: NASA / JPL-Caltech / SSI / CICLOPS / Kevin M. Gill
Un mosaico del polo norte de Titán de las observaciones del infrarrojo cercano de Cassini, ensamblado por Kevin McGill. Crédito: NASA / JPL-Caltech / SSI / CICLOPS / Kevin M. Gill

Datos antiguos de Cassini han revelado otro aspecto sorprendente de algunos de estos lagos: tienen mares agitados. Los vientos y las mareas han agitado el metano líquido, creando olas lo suficientemente grandes como para ser detectadas desde el espacio. (Esto me recuerda a la película Interestelar y la llegada al planeta miller). Estas conclusiones provienen de científicos que analizan observaciones infrarrojas de Titán. La luna gigante tiene una atmósfera espesa, nebulosa, opaca a la luz visible, pero la luz infrarroja puede pasar. El Sol emite luz infrarroja y Titán la refleja, por lo que el espectrómetro de cartografía visible e infrarroja de Cassini podría usarse para ver la superficie de la luna.

Pero, ¡Aún hay más!

La luz del sol que golpea la superficie de un lago se reflejará en él, lo que se denomina reflejo especular. En otras palabras, si el Sol está brillando en un ángulo de, digamos, 45 ° en los lagos, y Cassini estaba al otro lado del lago en ese mismo ángulo, verá un brillo solar, un brillo en ese punto en el lago. Pero eso supone que la superficie del lago es aún plana. Si hay irregularidades en la superficie, digamos, ondas, eso cambia el ángulo de la superficie del líquido, cambiando la geometría. En lugar de un reflejo plano, la superficie brillará a medida que se muevan las olas. Probablemente hayas visto esto antes, ya que las ondas en la superficie de un lago de agua en la Tierra parecen brillar al reflejar la luz solar.
Dos imágenes del mismo lugar en Titán tomadas con 100 segundos de diferencia. La flecha verde (izquierda) y la flecha roja (derecha) representan la misma parte de brillo solar. La segunda imagen tuvo una exposición más larga y muestra más reflejos de las olas. Crédito: Heslar et al.
Dos imágenes del mismo lugar en Titán tomadas con 100 segundos de diferencia. La flecha verde (izquierda) y la flecha roja (derecha) representan la misma parte de brillo solar. La segunda imagen tuvo una exposición más larga y muestra más reflejos de las olas. Crédito: Heslar et al.

Cassini vio precisamente esto en varios puntos en el lago más grande de Titán, llamado Karaken Mare. Por ejemplo, en Bayta Fretum ( fretum significa estrecho), los científicos vieron el sol brillando. Ellos interpretan esto como debido al viento que sopla a través del estrecho, creando olas. ¿Qué otros datos nos revelarán la recopilación de Cassini sobre titán? ¡Aún no lo sabemos, pero queremos leer tus comentarios!