¿UN UNIVERSO MULTIDIMENSIONAL DENTRO DE NUESTRO PROPIO CEREBRO?

¿!WHAT?!


Para la mayoría de los mortales, supone un reto imaginativo entender el mundo en cuatro dimensiones. Pues, si te resulta difícil eso, deberías saber que en tu cerebro existen estructuras que funcionan hasta en once dimensiones, según un estudio publicado en Frontiers in Computational Neuroscience. El trabajo es fruto del Blue Brain Project, dedicado a comprender los secretos arquitectónicos más profundos del cerebro. 


cienciatv.com
La imagen intenta ilustrar un universo de estructuras y espacios multidimensionales. A la izquierda, una copia digital de una parte del neocórtex, la parte más evolucionada del cerebro. A la derecha, las formas de diferentes tamaños y geometrías del cerebro, en un intento de representar estructuras que van desde 1 dimensión hasta 7 o incluso 11 dimensiones. Crédito imagen: Blue Brain Project.

Utilizando la topología algebraica (una rama de las matemáticas que puede describir sistemas con cualquier número de dimensiones) de una manera que nunca se ha utilizado antes en neurociencia, el equipo ha descubierto un universo de estructuras y espacios geométricos multidimensionales dentro de las redes del cerebro, que surgen cuando un grupo de neuronas se agrupa: cada neurona se conecta a otra de un modo muy específico que genera un objeto geométrico. Cuantas más neuronas hay conectadas, mayor es la dimensión del objeto geométrico. Los investigadores consideran que esto puede explicar por qué es este órgano es tan complicado de entender.
cienciatv.com
·Encontramos un mundo que nunca habíamos imaginado· 
Hay decenas de millones de estos objetos incluso en una pequeña partícula del cerebro, Hasta siete dimensiones, y en algunas redes incluso encontramos estructuras de hasta once dimensiones", explica Henry Markram, líder del trabajo.

Los científicos realizaron múltiples pruebas en tejido cerebral virtual para comprobar que las estructuras cerebrales multidimensionales descubiertas no aparecían por casualidad. Luego, en las pruebas sobre tejido cerebral real en laboratorio, confirmaron que el cerebro se 'reconecta' continuamente durante el desarrollo con objeto de construir una red con tantas estructuras dimensionales como sea posible.

Cuando los investigadores estimularon el tejido, grupos de dimensiones progresivamente más altas se reunieron momentáneamente dando lugar a grandes agujeros, que los investigadores denominan cavidades. Los investigadores explican que el cerebro podría funcionar construyendo objetos geométricos cada vez más complejos desde una dimensión en adelante. Como un castillo de arena que va creciendo en complejidad.

La gran pregunta que estos investigadores se hacen es si la complejidad de las tareas que podemos realizar depende de la complejidad de los "castillos de arena" multidimensionales que el cerebro puede construir. La neurociencia también se ha esforzado en encontrar el lugar en el que el cerebro almacena sus recuerdos, y, como sugieren los autores, quizá estén escondidos "en cavidades de gran dimensión".

Nuestro cerebro es nuestro órgano más importante y también el mayor desconocido. Además, nos engaña.

Una investigación de la Universidad de Osnabrück en Alemania, explica cómo favorece la percepción de imágenes inventadas que reales y por ello confiamos en esta "visión falsa" de la realidad que en otra más real y objetiva. El estudio además sugiera que acaso deberíamos confiar menos en la evidencia de la realidad percibida por nuestros propios sentidos. El punto ciego es causado por un parche en la parte posterior de cada ojo donde no hay células sensibles a la luz, solo una brecha donde las neuronas salen del ojo en su camino hacia el cerebro.