Pacientes con derrame cerebral consiguen mover las manos paralizadas con un dispositivo controlado con la mente
Un nuevo estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, revela que los pacientes con accidente cerebrovascular que aprendieron a usar sus mentes para abrir y cerrar un dispositivo sobre sus manos paralizadas adquirieron cierto control sobre sus manos.

Resultado de imagen de MOVER LAS MANOS CON UN DISPOSITIVO CONTROLADO POR LA MENTE

Al controlar mentalmente el dispositivo con la ayuda de una interfaz cerebro-ordenador, los participantes entrenaron las partes no lesionadas de sus cerebros para asumir funciones anteriormente realizadas por áreas lesionadas del cerebro, según los investigadores.
"Hemos demostrado que una interfaz cerebro-ordenador usando el hemisferio intacto puede lograr una recuperación significativa en pacientes con ictus crónico", explica el coautor del estudio Eric Leuthardt, profesor de Neurocirugía, Neurociencia, Ingeniería Biomédica e Ingeniería Mecánica y Ciencias Aplicadas en la Universidad de Washington.
El primer autor del estudio y ex estudiante graduado en el laboratorio de Leuthardt, David Bundy, trabajó para aprovechar una peculiaridad de cómo el cerebro controla el movimiento de los miembros. En general, las áreas del cerebro que controlan el movimiento están en el lado opuesto del cuerpo de las extremidades que controlan; pero hace aproximadamente una década, Leuthardt y Bundy, que ahora es investigador postdoctoral en el Centro Médico de la Universidad de Kansas, descubrieron que una pequeña área del cerebro juega un papel en la planificación del movimiento en el mismo lado del cuerpo.

LAS ÁREAS CEREBRALES SIN LESIÓN SE HACEN CON EL CONTROL DE LA MANO PARALIZADA


Resultado de imagen de MOVER LAS MANOS CON UN DISPOSITIVO CONTROLADO POR LA MENTE

Para mover la mano izquierda, se dieron cuenta de que las señales eléctricas específicas que indican la planificación del movimiento aparecen por primera vez en un área motora en el lado izquierdo del cerebro.
Dentro de milisegundos, las áreas motoras del lado derecho se activan y la intención del movimiento se traduce en la contracción real de los músculos de la mano. Una persona cuya mano izquierda y el brazo están paralizados ha sufrido daños en las áreas motoras en el lado derecho del cerebro; pero el lado izquierdo del cerebro de la persona con frecuencia está intacto, lo que significa que muchos pacientes con accidente cerebrovascular todavía pueden generar la señal eléctrica que indica una intención de moverse.
Sin embargo, la señal no va a ninguna parte, ya que el área que ejecuta el plan de movimiento está fuera de servicio. "La idea es que si se pueden combinar las señales motoras que se asocian con el movimiento de la extremidad de un mismo lado con los movimientos reales de la mano, se harán nuevas conexiones en el cerebro que permitan que las áreas no lesionadas del cerebro se hagan cargo del control de la mano paralizada", explica Leuthardt, cuyo trabajo se publica este viernes en la revista 'Stroke'.

Es donde Ipsihand, un dispositivo diseñado por científicos de la Universidad de Washington, ayuda. Esta herramienta está formada por una tapa que contiene electrodos para detectar señales eléctricas en el cerebro, un ordenador que amplifica las señales y una muñequera móvil que se ajusta sobre la mano paralizada. El dispositivo detecta la intención del usuario de abrir o cerrar la mano paralizada y mueve la mano en forma de pinza, con el segundo y tercer dedos doblándose para encontrarse con el pulgar.


fuente: http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-pacientes-derrame-cerebral-consiguen-mover-manos-paralizadas-dispositivo-controlado-mente-20170529074032.html