Crean por primera vez materia con masa negativa


Lo consiguieron enfriando átomos de rubidio a temperatura cercana al cero absoluto dentro de un recinto de 100 micrómetros de diámetro. Los átomos se comportan como si tuvieran masa negativa: avanzan en la dirección opuesta al impulso que reciben, como si chocaran con un muro invisible.

La segunda Ley de Newton establece que la aceleración de un objeto es directamente proporcional a la fuerza neta que actúa sobre él e inversamente proporcional a su masa. Es decir, que si empujamos un vaso que está encima de la mesa, el vaso se desplaza en la misma dirección de la presión que hemos ejercido. Pero si modificamos la segunda ley de Newton, considerando que la masa del objeto es negativa, el vaso podría desplazarse en dirección contraria al impulso que hemos realizado.

IMAGINATE EL MUNDO COMO LO CONOCES, PERO AL REVÉS


Resultado de imagen de NEWTON ILUSTRADO
¿CÓMO DEMONIOS LO HICIERON?
En la física, la masa es una propiedad de todos los cuerpos: es la medida de la resistencia de un objeto a la aceleración. También determina la fuerza de la atracción gravitacional entre dos cuerpos. Lograr el efecto contrario fue todo un desafío. El profesor Peter Engels y sus colegas, como mencionamos más arriba, enfriaron átomos de rubidio a sólo una fracción por encima del cero absoluto, creando lo que se conoce como un condensado de Bose-Einstein. En este estado, las partículas se mueven a una velocidad extremadamente lenta y, siguiendo los principios de la mecánica cuántica, se comportan como ondas. También se sincronizan y se mueven al unísono en lo que se conoce como un superfluido, que fluye sin perder energía.
Aunque resulta extraño, no es imposible, ya que existen pruebas de que la masa negativa podría existir en el universo, sin que eso suponga una violación de la teoría de la relatividad general. Incluso algunos físicos consideran que la masa negativa podría estar relacionada con la energía oscura, los agujeros negros y las estrellas de neutrones.

Pero continuemos en cómo lo hacen; Para crear las condiciones de una masa negativa, los investigadores utilizaron láseres para atrapar a los átomos de rubidio y empujarlos de un lado a otro, cambiando así la dirección en la que giran. Cuando liberaron a los átomos de la trampa de láser, se expandieron y algunos mostraron una masa negativa.

EL POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE: 

Este control les brinda a los investigadores una nueva herramienta para explorar las posibles relaciones entre la masa negativa y los fenómenos que se observan en el Universo, como las estrellas de neutrones, los agujeros negros y la energía oscura. Sugieren incluso que este fluido permitirá estudiar algunas condiciones que se producen en el universo que todavía no son bien conocidas. Según Michael Forbes, uno de los miembros del equipo, “la primera buena noticia es que tenemos el control sobre la naturaleza de esta masa negativa”.