Las brújulas funcionan detectando los campos magnéticos naturales de la Tierra. Nuestro planeta tiene un núcleo de hierro que es parte líquido y parte cristal sólido por su presión gravitacional. Se cree que el movimiento en el líquido del núcleo es lo que produce el campo magnético de la Tierra. Como todos los campos magnéticos, el campo magnético de la Tierra tiene dos polos principales, un polo norte y uno sur.
¿Qué pasaría entonces, si se invirtieran los polos? ¿Qué hace que algunos animales se orienten naturalmente? Hablemos de campos magnéticos.