El experimento de Miller-Urey fue el primer intento de explorar científicamente ideas sobre el origen de la vida. Stanley Miller simuló las condiciones que pensaron que eran comunes en la antigua Tierra. El objetivo era poner a prueba la idea de que las moléculas complejas de la vida (en este caso, aminoácidos) podrían haber surgido en nuestro joven planeta a través de reacciones químicas simples y naturales. El experimento fue un éxito en el que los aminoácidos, los componentes básicos de la vida, se produjeron durante la simulación. El hallazgo fue tan significativa que dio a luz un completamente nuevo campo de estudio: la química prebiótica. Ahora, los científicos tienen razones para creer que los gases utilizados en la simulación de Miller-Urey en realidad no eran los mismos que los de la antigua atmósfera. Debido a esto, muchos experimentos probaron con una amplia variedad de ambientes y diferentes condiciones ambientales. Los resultados son contundentes: las moléculas de la vida se pueden formar en una amplia variedad de antiguas condiciones similares a la Tierra. Muchas preguntas sobre el origen de la vida siguen sin respuesta, pero estos hallazgos dan un fuerte apoyo a la idea de que las primeras células vivas en la Tierra pueden haber surgido a partir de reacciones químicas naturales. Aprendamos mas: El experimento de Miller-Urey (paper real de 1953): http://abenteuer-universum.de/pdf/mil...