A algunos les da risa, a otros les da asco, y a otros nos provoca otras emociones. Todos tenemos uno y, aunque juega un papel importante en nuestras vidas, no hablamos mucho de él. Es hora de hablar de las pompis, posaderas, asentaderas, cabuz o nalgas. Es hora de hablar del trasero ¿Por qué nos parece sexy? ¿Para qué sirve?.