En el espacio, las partículas se vuelven más grandes e incluso rebotan en superficies no humectantes de maneras  "sobrenaturales". Ejemplo de esto fue cuando Scott Kelly las usó para jugar al ping-pong. 348604 Investigadores dirigido por Mark Weislogel, profesor en el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Estatal de Portland, en Estados Unidos, están explorando la dinámica de estas gotas enormes,  generándoles y estudiándolas en la Tierra. Los investigadores han formado un -charco- sobre una superficie plana no humectante, acto seguido este mismo fue arrojado desde una altura de seis pisos en una "torre de caída". En caída libre, las cosas experimentan el estado llamado  baja gravedad. "Cuando la gravedad está  'apagada' de esta manera,    el -charco- trata de formar una gotita (enorme) que sale de la superficie en el proceso como un charco "saltarín", explica Weislogel. fotonoticia_20161018172038_644 Las grandes gotas tienden a rebotar espontáneamente a partir de superficies hidrofóbicas durante las pruebas de rutina en "torres de caída". Este estudio se puede utilizar para profundizar en los fenómenos dinámicos de gotitas del orden de 10^4 veces más grandes que sus contra-partes terrestres normales. También para predecir la duración de la eyección de las gotas y las velocidades, además del volumen de las gotas, la textura superficial, el contorno de la superficie, el patrón de humectación, el volumen de gotas y las propiedades de los fluidos". 561a759bc361883a558b45fd ¿Por qué es importante saber todo esto del agua en el espacio? Porque las gotas y las burbujas aparte de ser comunes son bastante problemáticas dentro de las naves espaciales de baja gravedad, por lo que es un hecho el comprender su comportamiento para diseñar sistemas más fiables para el tratamiento de aguas, refrigerantes, sistemas de combustible y hábitats. En cuanto a su aplicación, el trabajo del equipo deberá complementar a mejorar los evaporadores sin contacto de los sistemas de evaporación de fluidos de las naves espaciales y utensilios no humectantes, intercambiadores de calor de condensación y demás  impactos. Por el momento, los astronautas seguirán estudiando el impacto de las gotas, la ruptura y la coalescencia mediante paletas superhidrofóbicas simples y demás, en La Estación Espacial Internacional (ISS).  giphy_9_0 nvfi0ne