El módulo 'Schiaparelli' se está preparando en este momento para su descenso sobre el planeta rojo

Ahora mismo, la nave de 600 kilos se direcciona hacia Marte a miles de kilómetros por hora y en una trayectoria de colisión. El objetivo es aterrizar con éxito en el planeta donde, en casi medio siglo de exploración espacial, más de la mitad de las misiones han fracasado. ExoMars, un proyecto dirigido por la Agencia Espacial Europea, con la participación de Rusia tienen como objetivo final buscar vida (todo lo que comprende este significado) en Marte. Esta primera fase a la cual se enfrenta ExoMars 2016, esta ahora mismo en sus momentos más decisivos con la llegada del módulo, que debe poner a prueba las nuevas tecnologías de aterrizaje. Esas mismas tecnologías se usarán para enviar a Marte el primer vehículo de exploración europeo en 2020. exomars_2016_schiaparelli_descent_sequence_16_9

Para tener idea, la sonda usará un escudo térmico que llegará a alcanzar unos 1.600 grados por el rozamiento con el aire en Marte, esto le ayudará a frenar en una primera fase. A 11 km de la superficie se desplegarán los paracaídas, que reducirán la velocidad hasta los 250 km/hr. Luego se encenderán los propulsores hasta que la nave esté a unos dos metros de la superficie, el Schiaparelli caerá por sí solo, a unos 10 km/hr, protegido con una estructura deformable que lo frenará e impedirá que vuelque.

schiaparelli-landing-artist-view Schiaparelli entra en la atmósfera de Marte hoy día a las 16:43, hora española, a velocidad de 21.000 km/hr. Lo que pase en los seis minutos siguientes decidirá el éxito de la misión, y ahí es donde viene lo siguiente: SILENCIO DE LA SONDA SCHIAPARELLI DESDE MARTE. Acaban de informar desde el centro de control de la misión ExoMars 2016, que este no ha recibido la -llamada- del aterrizador Schiaparelli, minutos después de las 14,48 GMT de este 19 de octubre, como estaba previsto. Se señaló que podría tratarse de un apagado en las comunicaciones del aterrizador al haber llegado a la superficie del planeta Marte con el fin de ahorrar energía. A las 15,15 GMT, el control de operaciones de la ESA explicó que estaban a la espera de recibir la grabación de las comunicaciones con Schiaparelli, remitida por el orbitador Mars Express, para tener una idea más clara. Estaremos a la expectativa, mientras tanto, pueden entrar aquí para entender un poco más sobre esta misión.