Grecia, por poner un ejemplo, está llena de cosas nuevas y maravillosas cosas construidas hace miles de años. Pero, cuando llegue a ser lo nuevo, algo viejo, ¿serán también atracciones turísticas como lo son ahora las antiguas cosas?