Según un estudio de la plataforma Ponle Freno, un tercio de los ciclistas han tenido alguna vez un accidente, porcentaje que aumenta hasta el 45% entre aquellos que la utilizan a diario. Sin embargo, sólo en un 40% de los casos los conductores de las bicicletas cometieron algún tipo de infracción. Como en muchos otros campos, la tecnología puede echar una mano para resolver un problema que no sólo salvará vidas de ciclistas, sino que suma en la dirección de las nuevas ciudades sostenibles.