En Páramo de Bordoncillo, entre los departamentos de Putumayo y Nariño, al sur de Colombia, los investigadores descubrieron una nueva especie de orquídea. El corazón de la flor (ginostemo) curiosamente se asemeja a la cabeza de un "diablo" o demonio, la especie fue nombrada Telipogon Diabolicus. No se observaron más de unos 30 ejemplares, por lo que la especie puede estar en peligro de extinción.