Chris Hadfield sorprendió al mundo hace ahora tres años cuando en todas las televisiones apareció un vídeo suyo interpretando el “Space Oditty” de David Bowie desde la Estación Espacial Internacional. Flotando en gravedad cero a miles de kilómetros sobre nuestras cabezas, el astronauta canadiense demostró tener, además de un gran sentido del humor, un considerable talento para la música. Desde entonces Hadfield se ha convertido en toda una celebridad: ha publicado dos libros (el tercero está en camino) que se convirtieron en bestsellers del New York Times, su canal de YouTube acumula millones de visualizaciones , y es un reputado conferenciante y divulgador científico.