Hace un par de años nos sorprendía la noticia de que se podría resucitar al mamut gracias a los avances en la genética. Y es que en la actualidad se ha conseguido secuenciar el genoma completo de multitud de especies extintas, recuperando toda su información genética, haciendo que vuelvan a la vida mediante la clonación. Los avances científicos han ido mejorando a lo largo del tiempo y gracias a la ingeniería genética es posible que en cuestión de pocos años volvamos a ver especies extintas hace miles de años.