Los aparatos cotidianos, desde ascensores a lavarropas, se programan con computadoras sencillas. Otras industrias como la médica o la petrolera utilizan computadoras más complejas. Sin embargo, la mayoría de estas computadoras las diseñan multinacionales extranjeras, sin que exista una alternativa local. Bienvenidos a la Computadora Industrial Abierta Argentina: el revolucionario proyecto de código abierto de Ariel Lutenberg que permite a un grupo de ingenieros (¡y otros!) de todo el país tomar las riendas de la industria nacional.