El movimiento tiene un efecto organizador en el Sistema Nervioso Central, tanto a nivel sensorial (visión, audición, tacto, sistema vestibular) como a nivel del sistema de equilibrio. Desarrollo Respiratorio, Lenguaje, Función Manual y Coordinación Ojo-Mano en la escritura.