Un sólo segundo, sólo uno. Nada más que eso fue necesario para sentar las bases que dieron pie al Universo tal y como lo conocemos. Un segundo es lo que nos cuesta chasquear los dedos o decir uno, un periodo de tiempo tan insignificante en nuestras vidas que nos resulta absolutamente irrelevante. Pero ese breve espacio fue lo que dio origen a todo lo que conocemos, y dio pie a que todo lo que vemos hoy día sea capaz de existir. Y para llegar a ese primer instante, debemos remontarnos 13798 millones de años atrás, a un lugar que no existía, donde no había ni espacio ni tiempo, y por tanto no podíamos sentarnos en una silla a contemplar el espectáculo, y donde, además, si eso hubiera sido posible, no hubiéramos visto nada porque la luz no existía. La realidad es que este vídeo debería ser una pantalla en negro, pero tranquilos, imaginaremos una silla y una bombilla ficticias para saber lo que pasó. Y de repente sucedió, nadie sabe todavía muy bien por qué, pero dio comienzo ese evento que conocemos como el Big Bang. Esta es la lista de hechos que deberías saber acerca del primer segundo del universo.