Hay veces que nuestra memoria parece no funcionar muy bien, pero sin embargo el hecho de que a veces olvidamos cierta información es un proceso natural y que en realidad nos ayuda a almacenar nuevos recuerdos.