Si te has propuesto perder la grasa que te sobra de cara al verano y decirle adiós definitivamente a las lorzas y los michelines, la ciencia puede ayudarte a conseguir tu objetivo.