El laboratorio de inteligencia artificial cuántica de la NASA y Google fue creado para explorar el potencial de la computación cuántica, el cual ayuda a formular respuestas posibles que humanamente sería imposible. Esto nos ayuda a formularnos diferentes preguntas las cuales con los datos apropiados podemos tener las respuestas en un tiempo extremadamente menor que con la computación tradicional. D-Wave la computadora está ubicada en el corazón de las instalaciones de Supercomputación Avanzada de la NASA en Silicon Valley. El tamaño es incluso un poco más pequeña que una supercomputadora convencional, pero dentro de ella algo bastante impresionante sucede.