El destino de nuestra estrella dentro de 4500 millones de años. Cuando el núcleo del Sol se quede sin su combustible nuclear primario, el hidrógeno, comenzará a experimentar una serie de cambios que serán catastróficos para todo el sistema, principalmente para los cuatro planetas interiores.