El agua es una sustancia especial por muchas razones y, quizás, has descubierto una muy importante tomando tu bebida favorita: el hielo. El hielo flota en el agua líquida, lo que no ocurre con otras sustancias. Pero, ¿por qué? George Zaidan y Charles Morton explican la ciencia que hay detrás de cómo los enlaces de hidrógeno mantienen el hielo en tu vaso (y los casquetes polares) a flote.