Hace décadas que científicos, ingenieros y medios de comunicación hablan de los ordenadores cuánticos, del enorme poder de computación que tendrán y de que serán capaces de realizar cálculos hoy en día inabordables, pero lo cierto es que los años han ido pasando y el silicio se ha seguido manteniendo como la punta de lanza indiscutible de los sectores de la informática, la electrónica y la microelectrónica. Este reinado, eso sí, podría llegar a su fin en los próximos años.