El vídeo muestra el mundo de los animales marinos como los corales y estrellas de mar a través de un timelapse. La música casi ajena e inquietante se ha unido a las imágenes que estimulan asociaciones mentales para crear un contraste, estimulan la sinestesia y sentimientos no necesariamente armónicos y asonantes. Esta es una parte infinitesimal del maravilloso mundo en el que vivimos y de la que debemos cuidar mejor. Un viaje a través de una perspectiva diferente que fomenta la reflexión sobre las consecuencias de nuestras acciones en cada escala de espacio y tiempo.